Oscar López Rivera: “Todo es posible si lo luchamos”

0
470
Please follow and like us:
Visit Us
Follow Me
Por Candida Cotto, Publicado en Claridad: lunes, 15 de septiembre de 2014

A un año y tres meses de la entrevista anterior, CLARIDAD vuelve a conversar, vía telefónica, con Oscar López Rivera. Aun después de 33 años de encierro del prisionero político puertorriqueño, y en las circunstancias en que, según nos describe, se le permite la entrevista, su voz se escucha calmada y dulce. Responde seguro a las preguntas, con el acento propio de quien el idioma que le abrigó de niño fue el español, pero que ya lleva décadas lidiando con “el difícil”, el inglés.

En esta ocasión, comenzamos enmarcando la conversación en la conmemoración el 23 de septiembre del 146 aniversario de la gesta revolucionaria del Grito de Lares, para continuar con otros aspectos relacionados con el independentismo, la diáspora y la política internacional.

¿Cuál considera que continúa siendo el significado de la gesta del Grito de Lares?

OLR. Bueno, quizás lo más significativo de la gesta del Grito de Lares es que le hemos podido dar continuidad, y que en el corazón del puertorriqueño queda esa semilla sembrada, de que podemos luchar por la Patria y que la Patria debe de ser independiente y soberana. Ése es el grito que verdaderamente comienza a darle ese sentido a nuestra lucha.

¿Recuerda la última vez que estuvo en una conmemoración?

OLR. La última vez fue en 1970.

¿Qué valoración tiene de la aportación de Pedro Albizu Campos, quien rescató la fecha del Grito de Lares y de otros líderes independentistas como Gilberto Concepción de Gracia, Juan Mari Brás y Filiberto Ojeda Ríos?

OLR. Para que una idea se concretice necesitamos ejemplos concretos. El Grito de Lares es ese ejemplo concreto de que se puede hacer algo, de que es posible. Mientras no veamos las ideas como posibles en la praxis, no entendemos bien lo que requiere una lucha.

Creo que la inteligencia de Albizu puede verse en la forma que él bregó con la independencia de Puerto Rico, incluso con el rescate del Grito de Lares. De nuevo, es esa continuidad de praxis, no es una cuestión de palabra, sino de hechos. Albizu hace que Lares lo veamos como una parte de la lucha del siglo 20. Para todos nosotros tiene que ser bien significativo que él haya hecho eso.

Cada cual tiene su forma de expresar y manifestar el valor del Grito de Lares para sus propios propósitos, para el momento coyuntural. Tenemos que entender que los movimientos evolucionan, igual que evolucionamos nosotros, y cada cual aporta a ese evento tan significativo, le impregna sus propios valores, su propia concepción de lucha.

No tengo una idea muy clara de la cuestión específica de cada cual, pero el hecho de que se continúe celebrando el Grito de Lares con Concepción de Gracia, con Juan Mari Brás o con Filiberto, lo importante es que se sigue celebrando y tiene esa continuidad de lo que representa para la lucha patria. Lo triste de todo esto, con Filiberto nos enseña la maldad del enemigo, a diferencia de la maldad, quizás, que ni los españoles hicieron, de asesinar a un ser humano a sus 72 años de edad por su amor a esta patria. Ése fue el ejemplo que nos había dado a todos nosotros. Siga leyendo.