Adjuntas y Puerto Rico no se rinden

0
642

POR ARTURO MASSOL DEYÁ

“¡Parrilla no se rinde!” Así respondió uno de los mártires del Grito de Lares ante el cerco español, días después de la revuelta ya por tierras adjunteñas.

Su grito fue la respuesta al coronel español que ante la inminente captura le reclamó: “ríndase, Joaquín Parrilla”.

Tras su voz, el batallón descargaría sus fusiles, cayendo muerto el nuestro en pie de lucha.

Mas en honor a la gallardía de su contrincante en armas, el coronel español mojaría su pañuelo en la sangre del héroe caído.

Alrededor de 30 años atrás, el ilustre arqueólogo puertorriqueño Ricardo Alegría se adentraría por un espeso bosque entre Adjuntas y Peñuelas con vecinos y un joven Alexis Massol. Buscaban la tumba de un héroe y hasta allá llegaron. Mejor aún, la encontraron.

En tributo al inquebrantable espíritu de ese luchador, en el 1984 bautizaríamos nuestra galería de arte en Casa Pueblo con el nombre Joaquín Parrilla. Además de obras de Pablo Marcano y Antonio Martorell, en la sala se han presentado múltiples exposiciones, incluyendo las de otro que no se rinde, Oscar López Rivera.

Para crecerse en la crisis, nuestra consigna sigue siendo la misma: “ni Adjuntas ni Puerto Rico se rinden”. Pero en lugar de recibir la descarga de los fusiles de la minería o el gasoducto, emprender con propuestas que construyen ha sido nuestra mejor defensa. Siga leyendo.

Please follow and like us:
Tweet